Los niños y los espejos

El ser humano es capaz de sentir emociones maravillosas, profundas y sofisticadas, de inspirar amor y alegría apasionados. Sin embargo, a menudo es difícil mantenerse en contacto con estas emociones durante largos periodos de tiempo.

Los niños pequeños sólo experimentan el reflejo de sí mismos y de su comportamiento a través de los comentarios de sus familias. Los comentarios emocionales de otras personas les permiten entrar en contacto con sus propias emociones. Si las personas que rodean a un niño no pueden ver, reconocer y apreciar su verdadero ser, ese niño no tiene fundamento para hacerlo solo. Así, poco a poco, perderá el contacto con su verdadero ser, aunque no experimente ningún trauma evidente o grave. Del mismo modo, como los músculos se atrofian si no se utilizan, nuestro sentido del yo también puede "atrofiarse". Sin embargo, esta no es la mejor expresión -lo que somos no puede atrofiarse de verdad-, pero si perdemos nuestra capacidad de ser conscientes y expresar nuestras emociones sinceras, las consecuencias pueden aparecer de esta manera.

Cuando trabajamos con clientes, a menudo exploramos qué partes de ellos mismos han perdido el contacto. Suelen ser los aspectos más amables y cálidos del ser, las partes que más confían en el mundo y en nosotros mismos.

Si examina lo que más duele cuando te sientas menospreciado y criticado, probablemente sentirás que tu verdadero ser es ignorado y no se tienen en cuenta, mientras que algunas partes sin importancia de su comportamiento se interpretan de todo tipo de formas arbitrarias.

 


Regresión de la edad

Todos parece que tenemos partes de la personalidad infantilque, basándose en experiencias anteriores, pueden hacernos sentir rechazados y poco apreciados incluso en situaciones en las que esto no es realista: por ejemplo, cuando se elogia a otra persona; o cuando se nos pide que hagamos algo con lo que no nos sentimos cómodos; o cuando escuchamos una opinión diferente a la nuestra. Incluso estas situaciones benignas pueden desencadenar emociones infantiles. La sensación es peor cuando alguien actúa con franca arrogancia y falta de respeto. En esos momentos, puede ser muy difícil seguir siendo adulto y no responder de forma similar, es decir, perder de vista el verdadero ser del otro.

No siempre es necesario un desencadenante específico para estimular los sentimientos de rechazo. Un entorno carente de conciencia emocional puede ser suficiente. El mero hecho de estar en contacto con personas que no pueden verse y apreciarse de verdad a sí mismas y a los demás puede debilitar la conciencia de sí mismo en un niño pequeño y fomentar que crezca en un tipo de persona similar.

Cuando caminas por una ciudad, puedes revivir repetidamente esa experiencia y ambiente desagradables. Te encuentras con personas, incluso con niños, cuyos rostros vacíos, fríos o incluso despreciativos pueden motivar tu cierre. De manera sutil, cada uno de esos encuentros, aunque no los notes individualmente, es una confirmación de tus primeras experiencias. Si no se expresan, nuestra verdadera naturaleza y nuestros sentimientos más profundos pueden olvidarse.

 


Agradecimiento y compasión

Todos tenemos nuestras batallas en la vida y a veces podemos sentir que nadie las ve o las aprecia. A veces será cierto. Por otro lado, ¿con qué frecuencia notamos y apreciamos los esfuerzos de los demás?? Muy raramente. Esperar eso de nosotros mismos y de los demás no es realista en esta sociedad, ya que pocas personas aprenden a hacerlo.

Imagina que vives entre personas que realmente te ven y te aceptan aunque no seas perfecto. ¿Cómo te sentirías si fueras capaz de aceptar a otras personas de la misma manera?

No es realista esperar que nosotros u otros puedan hacerlo basándose únicamente en nuestras mentes racionales. Puede que nos guste pensar que los demás debe tener en cuenta muchas cosas, pero esto no es tan fácil. Se necesita tiempo para que nosotros y los demás sanemos.

No podemos ver y apreciar a los demás si rechazamos partes de nosotros mismos. Me doy cuenta de que, a veces, cuando me esfuerzo por comprender a los demás, una parte de mí se pregunta: "¿Y qué pasa conmigo?". A veces siento un miedo irracional a que, si respeto de verdad a los demás, tenga que rechazarme a mí mismo o aceptar un comportamiento inadecuado. Esos miedos infantiles no se ajustan a la realidad, pero tampoco debemos ignorarlos. Debemos reconocer que existen y trabajar con ellos mediante la amabilidad.

 


Mecanismos de defensa

A veces querrás actuar con más madurez que otras personas, para poder sentirse superior. Esto no resuelve los problemas, sólo los encubre.

Incluso cuando sentimos que alguien realmente ve o acepta nuestros sentimientos más profundos, podemos dudar de su sinceridad o de si merecemos esa aceptación. Incluso podemos sospechar de la manipulación, si hemos experimentado a menudo que nos manipulen o exploten emocionalmente.

Un obstáculo común en el desarrollo personal es que este tipo de disociación es tan normal que apenas nos damos cuenta. A veces, por un momento, podemos ser conscientes de este problema, pero cuando la crisis pasa volvemos a caer fácilmente en una actitud de "podría ser peor". Por qué no "podría ser mejor“?

Por mucho que lo desee, no creo que sea posible cambiar la personalidad trabajando sólo a nivel racional. Hay que centrarse en el interior y sanar a través de la experiencia emocional profunda. Después, podemos practicar la conciencia y la acción desde el centro de nuestro ser. Lleva tiempo aprender a actuar así en la vida cotidiana, si durante décadas nuestro verdadero ser no tuvo contacto con la realidad exterior. Aun así, es posible. Tal vez ni siquiera puedas imaginar cuánta belleza puedes encontrar en ti mismo una vez que empieces a buscar.

 

Artículos relacionados:

Cómo mantener su calor interior

¿Criticas a los demás?

Madurez emocional

 

Todos los artículos 

Entrenamiento en línea 

"Hasta que hagas consciente al inconsciente, dirigirá tu vida y lo llamarás destino".

- C.G.Jung

Kosjenka Muk

Soy un entrenador de Entrenamiento Sistémico Integrativo y profesor de educación especial. Enseñé talleres y di conferencias en 10 países, y ayudé a cientos de personas en más de 20 países en 5 continentes (en línea y fuera de línea) a encontrar soluciones para sus patrones emocionales. Escribí el libro “Madurez emocional en la vida cotidiana” y una serie de libros de trabajo relacionados.

Algunas personas me preguntan si hago trabajo corporal como el masaje también – lamentablemente, el único tipo de masaje que puedo hacer es frotar sal en las heridas. 😉

Sólo bromeo. En realidad soy muy amable. La mayoría de las veces.

nuevas contrataciones

síguenos en facebook

Conviértase en un entrenador sistémico integrador

El entrenamiento en Coaching Sistémico Integrativo le permite ayudar a otros a resolver sus patrones de relación y emocionales, liberando las creencias limitantes e integrando las cualidades perdidas y la identidad perdida.

Coaching online para individuos y parejas

El Coaching Sistémico Integrativo puede ayudarte en diferentes áreas de la vida en las que te sientes atrapado, experimentas emociones desagradables y auto-sabotaje.

contacto

info@mentor-coach.eu

+385 98 9205 935
kosjenka.muk
© 2022
Entrenamiento Sistémico Integrador
Página web desarrollada Danijel Balaban - Web Development Agency & Design Company
es_ESEspañol

Appy para convertirse en entrenador

Conviértase en un entrenador sistémico integrador

<El entrenamiento de Entrenamiento Sistémico Integrado le permite ayudar a otros a resolver sus patrones emocionales y de relación, liberando creencias limitantes e integrando las cualidades perdidas y la identidad perdida.